Rss

  • google

¿Qué he hecho yo para merecer esto?

Para empezar, decir que en la puerta de paraninfo nos esperaban a los asistentes a la conferencia los piqueteros de UGT. Soy consciente de que deben estar presentes ahí donde estén los medios para hacerse oír,pero que no falten al respeto y menos si no conocen a aquellos que asistimos a la conferencia, y menos is vamos únicamente a informarnos, que si no conoces de qué hablas, no puedes hablar, así que la próxima vez que alguno me suelte algo sin saber quién soy solo por ir a un evento del índole que sea,no me quedaré callada ni quieta.

Bueno, de entrada el moderador de la mesa nos saluda a los asistentes y nos agradece la asistencia. Nos explica el modo de funcionamiento de las sesiones de las mesas de debate: dos mesas de debate por sesión con cuatro ponentes, los cuatro tendrán intervenciones de entre 10 y 12 minutos.

Para introducirnos en el tema, nos habla de la crisis y el tema de Bankia y del rescate bancario, de las medidas de gran impacto que se han tenido que tomar en el sector financiero, el creciente temor a la situación actual…

Nos comenta que algunos temas a tratar serán “las razones por las que se han dividido los diferentes sectores” y “cómo se capta esta situación”.

El primero en intervenir fue Jose Luis Saz,  consejero de hacienda en Aragón. Nos cuenta que cuando llegó al cargo la situación era:Si alguien quería hacer algo, se gastaba el dinero en hacerlo¿no tenía suficiente? lo pedía prestado  en vez de quedarse sin hacerlo.¿ a qué llevó esto?  a una cantidad de deudas enorme que se ha ido acumulando y  que se nos ha echado encima.¿Hay que buscar culpables? Somos culpables de nuestro actos,dice. Nos reprocha que se ha perdido el respeto en el dinero público y que ya no se valoran las cosas, que hay que preguntarse cuánto valen y que si ahora nos coge a contrapié el pago de las deudas, que es porque no fuimos previsores. Debemos recuperar el respeto por el dinero público y querer escuchar y valorar a nuestro país. Hay que aprender a gestionar sin gastar más y si no hemos sabido hacerlo en tiempos de “riqueza” habrá que hacerlo en los de “pobreza”.

A continuación Ignacio Quintana nos habló de que tradicionalmente nuestro estado de crédito se encontraba en un trípode, pero que actualmente la desaparación de las pequeñas cajas de ahorro,las encargadas de salvaguardar los ahorros de las familias, de quedarse con la confianza de ellas, es una de las causes de esta situación de desesperanza, y acusa a los gestores del hundimiento de las cajas de ahorro. Hace también hincapié en el tema de los desahucios, diciendo que es cierto que es un tema controvertido,pero que no debemos olvidar que cuando una persona pide una hipoteca,debe tener en cuanto todas las cláusulas del contrato y saber a qué se atiene y arriesga, que no es plato de buen menester tener que tomar las medidas de deshauciarlos, pero que no todo es culpa del banco, que muchos se embarcan en ese compromiso sin saber bien cuáles son sus términos.

Por otro lado, Mari Carmen Marcuello se centra más a darnos datos económicos, de paro, tasas comparativas de abandono escolar incluso…

Julián Buey nos habla de la crisis y comenta algo que me llama la atención, pero muy negativamente. Dice que los alemanes están innovando ahora en cosas de consumo del día a día y que debemos tomar ejemplo de ellos…eso no es cierto,pero lo debato más tarde.

De la segunda mesa no tengo mucho que comentar, en realidad, decir que Marcos Sanso hizo una lectura macroeconómica de la crisis, y fue analizándola punto por punto (los tengo todos apuntados pero no os quiero aburrir)

Vicente Salas nos pregunta si el modelo de gestión es el adecuado y si deberíamos esperar a   ver qué hace Alemania y nosotros tomar ejemplo de ellos para ver si somos capaces así de salir de la crisis. (Otro punto digno de ser discutido)

Natividad Blasco nos habla de las crisis y su impacto en tiempo real, el sector financiero y el gasto público y deuda pública.

Para cerrar la segunda mesa, Juan Rovira nos expone de entrada que los bancos no ganan nada teniendo pisos desahuciados vacíos.

Tras las mesas de debate se exponen los temas de los que se han hablado y se deja intervenir al público.

Bueno,tras este breve resumen, os dejo mis comentarios sobre lo visto y analizado:

He sacado en claro que durante toda la conferencia que quieren meter en la cabeza de la gente que debe crearse un sentimiento de unidad “similar” al que hay en EEUU , ya que han llegado a compararnos con ellos, y decir también que mire usted que podemos cambiar y ser socios de verdad entre todos los de la UE, que debemos conseguir eliminar barreras.

Ante esto,yo digo: ¿cómo vamos a ser como EEUU si incluso tenemos rivalidades entre comunidades autónomas?¿si está mal visto estar orgulloso de tu propio país?¿si nos vemos todos diferentes como personas solo por nuestra ideología política?¿si nos atacamos  cuando estamos débiles en vez de defendernos,tanto entre comunidades como países de la UE?

Estados Unidos es un país que pese a que cada estado tenga sus costumbres, sus leyes, su religión… todos se sienten Americanos, y defienden y respetan su patria y no se avergüenzan de ella. Aceptan que ha cometido errores en el pasado, pero saben también que ellos no son las personas que los cometieron, y son capaces de luchar por crear una nueva imagen de su país.

Aquí no es así, si hay algo “oscuro” en el pasado de una patria, en un momento de necesidad de ataque se sacará del más profundo agujero para atacar, y eso no es compañerismo, es ser rastrero e independentista.

Hasta que no aprendamos a aceptar y aprender de nuestro pasado, asumirlo,respetarlo hasta donde se pueda y mirar por el futuro de nuestro país, no podremos ser patriotas de verdad y conseguir lo que piden para ese modelo de economía que quieren en la UE.

Con respecto al comentario de Julián Buey de la “innovación alemana”, mi deber es decirle que no sea falso. Los productos de calidad para el día a día de origen alemán existen desde hace muchos años, la cosa es que antes estaba muy mal visto que fueras a un Lidl o aun Aldi a comprarlos porque eras un consumidor del mercado “Inmigrante” y no era buena la imagen que se daba. Pero ahora interesa que la imagen de Alemania de cara al público sea diferente y buena, de modo que se empiezan a comercializar esos productos en el resto de comercios. Es todo cuestión de politiqueos y convenciones sociales, nada más.

Y sobre el tema de esperar a que Alemania actuara y probara algún modelo económico y nosotros los siguiéramos, me parece que es la pescadilla que se muerde la cola.¿Por qué tenemos que ser el culo de Europa? ¿Por qué ir siempre detrás de Alemania, Francia o quien sea? Si ellos meten la pata, se salvan, pero nosotros nos vamos al pozo, ¡como ha pasado en este caso! ¿No somos como ellos?¿no somos personas capaces de pensar, razonar y gestionarnos? puede asustar pero es hora de dar el paso, o sino siempre seremos el último mono.

No me convencieron con nada de lo que dijeron,porque por mucho que nos quisieran convencer de que la esperanza estaba en la unidad y fuerza, demostraron que no sabían dónde fallaba España en ello y que ellos eran los primeros que no sabían como dar ejemplo.

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *