Rss

  • google

Archives for : cultura

¡Ánimo !

Ésta es una temporada que aunque brilla el sol,empieza a hacer calor, brilla el sol, apetece piscina…puede ser un tiempo de depresiones para muchos, nervios,malhumores…¿por qué? porque muchos están con trabajos importantes, los chavales están de exámenes finales o a esperas de saber si han aprobado la selectividad  y si van a poder estudiar lo que quieren o simplemente planteándose qué van a hacer con su vida, si van a poder encontrar trabajo con lo mal que está la situación laboral y social actual…

Para todos ellos, os dejo un poema de Walt Whitman que siempre me anima cuando necesito recobrar las energías y volver a ver la luz a final del túnel. Espero que os guste y que os sirva para bien.

NO TE DETENGAS

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros “poetas muertos”,
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los “poetas vivos”.
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas …

Workshop inconsciente:

Llegué a Zamorano Espacio y quedé impresionada al ver en la pared de mi derecha un impresionante retrato hecho a base de A4 pintados en blanco y negro. Sin salir de mi asombro, me acerco a leer la información que se encuentra al lado de la obra.

Informa que entre varios artistas se ha creado, mediante el concepto de «pintura colaborativa», esa obra. Han hecho ese retrato basado en una foto tomada por Lara Albuixech en la que sale su hijo sumergido en el agua. El trabajo se ha realizado entre 18 participantes y a base de 36 fragmentos (2 por cabeza).

En el momento preciso que acabo de leer el texto viene a recibirme la directora del estudio, Francisca Zamorano, la cual me acoge muy amablemente y me explica que esa obra la han realizado los alumnos de su estudio.

Son alumnos que no todos tienen el mismo nivel, es más, mientras que algunos sabían pintar antes de entrar, otros no tenían experiencia alguna y, sin embargo, a la hora de ver el resultado, ¿quién diría que no lo ha hecho todo el mismo?

Un dato que me dejó aún más sorprendida es el hecho de que cuando se les presentó el proyecto, se hizo de manera que no se les dijo que iba a ser un retrato conjunto. Se les dio a cada uno un par de piezas de la foto, no se les dijo ni qué era ni qué se iba a hacer con ellas, solo se les dijo que tenían que reproducir lo que se veía en las piezas que se les había asignado.

Sabiendo eso, una no puede evitar volver a contemplar cada detalle de la imagen y ver como cada borde, cada esquina encaja a la perfección, asombrarse de la homogeneidad de la imagen, y entender el por qué del orgullo que se puede sentir en la voz de la profesora hablando sobre el trabajo de sus alumnos.

Me cuenta que en su espacio (en muchas ocasiones lo llama «casa») en primer lugar enseña a observar, ya que en el dibujo y la pintura es algo esencial saber hacerlo, y en ello le doy toda la razón. Si no sabemos observar, perdemos infinidad de detalles a cada paso que damos y cada segundo que pasa…

Doña Francisca habla con pasión sobre el arte, las palabras salen con fluidez de su boca y se ve que habla con el alma cuando dice todo lo que me cuenta sobre su técnica de enseñanza y lo que le importa que le llegue bien ese mensaje a sus alumnos. Es el arte de observar lo que lleva a ser capaz de crear cosas tan maravillosas como la obra que pude contemplar yo ayer y que será otra vez expuesta en la exposición de final de curso de Zamorano Espacio, y que os recomiendo que no os perdáis.

(http://www.zamoranoespacio.com/)

Iberos: Nuestra civilización antes de Roma

Una vez más, Obra Social la Caixa nos trae una exposición sobre la cultura antigua ( y digo una vez más porque os recuerdo que a comienzos de 2011, entre febrero y marzo, organizó Roma Norum Vita) y  habiendo asistido a ambas y teniendo un grato recuerdo de la anterior, no puedo evitar hacer ciertas comparaciones entre una y otra.En Roma Norum Vita  recuerdo que lo primero que hacían era dividirte en grupos de 15 personas máximo, ya que la visita era guiada. En Iberos, la entrada no está regulada y puede entrar quien quiera cuando quiera. La exposición de 2011 comenzaba con un video introductorio sobre la cultura en la antigua Roma, de modo que ya te metías en materia, pero en esta ocasión, es entrar en la carpa, pasar el vestíbulo y encontrarte de cara con la primera escultura.

Otra cosa en la que he reparado a la hora de la organización( por parte del personal) es que no sólo no te acompaña una guía ni te informa, sino que cuando la oyes hablar del tema porque entra un grupo con jóvenes y entonces es cuando interviene, te das cuenta que no sabe nada sobre el tema que habla (es más, en el caso que yo he presenciado, ha tenido que ser uno de los miembros del grupo que acompañaba el que iba contando las cosas y ella le preguntaba, en fin, chocante)

Bueno, es hora de hablar de la  estructuración de la exposición:
Debo decir que me ha decepcionado. ¿Por qué? Porque está muy por debajo del nivel de Roma Norum Vita y ya ni os cuento si recordamos De mono a hombre, su éxito de 2006. Es entrar y como ya he dicho, te encuentras una figura de frente que te corta el paso y debes elegir si sortearla por la derecha o por la izquierda. Bueno, le echas un ojo y decides (en mi caso, la derecha) y te encuentras que detrás de ese panel que te cortaba el paso hay expuesta otra figura. Ahora tienes que elegir entre mirarla o mirar la que tienes a la pared( el orden natural de la vista, de derecha a izquierda)… si pasas de ella ,posiblemente no vuelvas porque la visita te guía para continuar, pero si te paras en ella se te corta la continuidad, pero yo la miro y sigo luego. Las réplicas (porque son todas las figuras falsas, lo dicen y se nota a la legua) están bastante mal iluminadas.

Vas pasando por delante de las esculturas y paneles y el texto no es llamativo, y realmente tampoco es que llame la atención lo que pone. No es una exposición que despierte el interés del que la va a ver.

La de hace dos años tenía la característica de que no sólo combinaba la visita guiada con la visita libre, sino que en los tramos de guía no hacían sentarnos para ver una proyección sobre el decorado en la que se veían a personas de la antigüedad viviendo según se nos explicaba. Era mucho más llamativa la forma de exponer la información y estaba bastante más trabajada.

También en lo que se refiere a ambientación, Iberos deja mucho que desear. Mientras que en la vista en 2011 podíamos llegar a oler como olían una casa antigua, el mercado o incluso lo baños públicos a la  vez que oíamos los sonidos propios de cada lugar, aquí no se ha usado ninguno de esos recursos, una música de ambiente general y ya está.

¿Qué conclusión puedo sacar de Iberos? Que para un grupo de personas que no conocen en exceso la cultura clásica y quiere ver algo por curiosear, puede estar bien, pero si ya conoces un poco sobre el tema y has asistido a otras exposiciones de Obra Social la Caixa con el fin de aprender… te quedas con una sensación de descontento en el cuerpo poco agradable.